Inicio > Consejos > Beneficios de la irrigación bucal

Beneficios de la irrigación bucal

25/06/2010

La irrigación bucal consiste en la aplicación directa de un chorro de agua o colutorio bucal, recomendado por el odontólogo, que ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso.

Los irrigadores bucales proporcionan una mejora de la salud de las encías y está clínicamente probado que en combinación con el cepillado manual consiguen una eficacia superior en la mejora de la salud gingival respecto a usar solo el cepillado manual junto a la seda manual.

Los impulsos y la presión son los mecanismos clave de la acción de un irrigador bucal. Esta combinación produce fases de compresión y descompresión del tejido gingival para eliminar el biofilm supragingival y acabar con las bacterias subgingivales y otros residuos, así como para estimular el tejido gingival. Un dispositivo de impulsos es tres veces más eficaz que un irrigador con chorro continuo. 

Además, el irrigador dental es una alternativa eficaz al uso del hilo dental para aquellas personas que no lo usan o que no pueden hacerlo, ofreciendo reducciones significativas en el sangrado, la gingivitis y el biofilm.

 

Eficacia para todos

El irrigador dental es un dispositivo seguro y eficaz probado para mejorar y mantener la salud oral en una amplia variedad de pacientes y afecciones de salud oral. La irrigación bucal está indicada para cualquier persona y es especialmente útil en aquellas que son portadoras de ortodoncia, implantes o coronas, así como en personas con diabetes.

Una serie de estudios han evaluado la utilización del irrigador dental en pacientes con aparatos ortodónticos, demostrando una reducción significativamente mayor en el biofilm y la inflamación. 

Asimismo, debido a que los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades periodontales en comparación con los pacientes sin diabetes, el control eficaz del biofilm es esencial para ellos. 

 

Beneficios

  • Consigue una mayor eliminación de biofilm dental (placa bacteriana), evitando la aparición de caries y de otras afecciones bucales.

  • Reduce el sangrado y mejora la salud de las encías.
     
  • Controla la inflamación de las encías y la gingivitis.

  • Permite una limpieza y cuidado de coronas, implantes y aparatos de ortodoncia fija.

  • Permite un mejor cuidado en personas con necesidades especiales de higiene bucal.

  • Mayor sensación de limpieza y frescor de la cavidad bucal

 

Los irrigadores bucales son muy convenientes para personas con:

  • Interés por una máxima sensación de limpieza y frescor.

  • Elevado nivel de placa bacteriana.

  • Encías delicadas o inflamadas.

  • Gingivitis o periodontitis.

  • Aparatos de ortodoncia.

  • Coronas o implantes.

  • Diabetes.

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.