Inicio > Prevención > Conocer los dientes

Conocer los dientes

30/07/2010

El diente es un cuerpo anatómico duro que, engastado en las mandíbulas, queda descubierto en parte. Está compuesto por calcio y fósforo, los cuales le otorgan su dureza. Su función principal es la de participar en la primera etapa de la digestión y también en la comunicación oral.

Los dientes están formados por diversos tejidos: el esmalte dental es el tejido más duro del cuerpo humano. Es insensible al dolor y translúcido, mientras que la dentina es lo que le da color a los dientes y proporciona elasticidad al esmalte. Esta permanece cubierta por una capa opaca y amarillenta, el llamado cemento dental, el cual se encarga de unir el diente con la mandíbula. Además, la pulpa dentaria es el tejido mesodérmico constituido por vasos sanguíneos y fibras nerviosas que le conceden al diente su sensibilidad. Finalmente, los tejidos peridentarios rodean el diente y conforman el periodonto. Este está constituido por la encía, el ligamento periodontal, cemento radicular y el hueso alveolar.

 

Desarrollo y estructura

Hasta los seis o siete años, poseemos veinte dientes de leche (dentición temporal o caduca), los cuales se caen cuando son empujados por una segunda dentición (definitiva o permanente), que consta de un total de treinta y dos. Estos últimos se agrupan en cuatro grupos:

  • Incisivos: se trata de los ocho dientes delanteros. Aunque los incisivos superiores son más grandes que los inferiores, la función de ambos es cortar los alimentos gracias a su borde afilado. Además, poseen una corona cónica y una sola raíz.

  • Caninos: más conocidos como ‘colmillos’, estos cuatro dientes se encuentran al lado de los incisivos. Su forma de cúspide puntiaguda ayuda a desgarrar mucho mejor la comida.

  • Premolares: son ocho dientes que facilitan la trituración. Poseen dos cúspides puntiagudas cada una y se encuentran entre los caninos y los molares.

  • Molares: son las piezas más grandes. Constan de cúspides anchas, cuatro o cinco prominencias y pueden llegar a tener entre dos y cuatro raíces. En total son doce dientes, los cuales se encargan de moler los alimentos.


Además, la estructura morfológica de los dientes está formada por la corona (parte visible del diente), el cuello (zona de unión) y la raíz (anclaje incustrado dentro del hueso).

 

Cuidados básicos

Para mantener un buen cuidado de los dientes es necesario seguir algunas normas básicas en la higiene diaria: cepillarse los dientes unas tres veces al día, el uso de colutorios para favorecer la remineralización del esmalte y emplear seda dental son solo algunos de los consejos que pueden ayudar a proteger el diente de enfermedades periodontales.

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.