Inicio > Consejos > Vacaciones: no descuides tu higiene bucal

Vacaciones: no descuides tu higiene bucal

08/07/2015

Con la llegada del buen tiempo y el verano la actividad diaria se trastoca. Más horas de luz, más tiempo libre, más tiempo fuera de casa y también las vacaciones para muchos. Lo que debería ser una época de asueto y diversión se puede transformar en una pesadilla por culpa de problemas dentales que, curiosamente, se acrecientan en esta época del año.

Cambio de las rutinas diarias

El cambio de costumbres y la modificación de los hábitos de vida, como comer entre horas o fuera de casa, relajan la atención sobre la higiene bucal, lo que deriva no pocas veces en afecciones como la gingivitis o las caries.

Está demostrado que la higiene bucal empeora durante las vacaciones, incluso se estima que uno de cada cuatro españoles deja de lavarse los dientes total o parcialmente durante sus vacaciones, poniendo en riesgo su salud bucal.

El aumento de placa bacteriana está asegurado si se disminuyen los cepillados, pero además a ello se suman otros factores:

  • El aumento en el consumo de bebidas alcohólicas y azucaradas favorecen la placa bacteriana.
  • La deshidratación es un problema añadido, ya que disminuye la producción de saliva que nos ayuda a mantener a raya la placa bacteriana.

Para evitar problemas bucales que, además de sanitarios, pueden arruinar unas vacaciones, simplemente hay que seguir con nuestra rutina diaria de higiene dental.

Siempre debemos llevar en nuestra maleta un kit dental que incluya cepillo de dientes, pasta dental, cepillos interproximales, hilo dental y colutorio. Dependiendo de nuestra maleta o tipo de viaje, sobre todo si tomamos un avión, podemos recurrir a formatos de viaje disponibles en cualquier farmacia. Si al llegar a nuestro destino descubrimos que nos hemos olvidado nuestro kit, seguramente podremos adquirirlo en alguna farmacia cercana.

En dicho kit de higiene bucal no hay que dejar fuera las férulas de contención si hemos llevado ortodoncia previamente. No utilizarlas durante varias semanas puede suponer que, a la vuelta de vacaciones, no encaje correctamente y que debamos realizar una visita de urgencia a nuestro especialista.

Si, a pesar de todo, tras una comida o cena fuera de casa no podemos cepillarnos la boca, una solución de emergencia sería beber agua abundante y mascar chicle sin azúcar, ya que con ello aumentamos el flujo salival y ayudamos a la eliminación tanto de las bacterias como de los restos de alimentos que podamos tener.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el buen tiempo invita a las actividades al aire libre y al deporte. Debemos extremar la precaución, puesto que hasta un 30% de los traumatismos y fracturas dentales se producen en esta época del año. La utilización de protectores bucales será bienvenida para ciertos deportes con más riesgo, como ciclismo, fútbol o baloncesto.

Y un último consejo: antes de irnos de vacaciones es muy recomendable acudir a nuestro dentista o especialista en salud bucodental. Nos revisará el estado de nuestra boca y podrá alertarnos sobre algún problema incipiente que, fuera de casa, puede transformarse en un grave inconveniente.

 

Fuentes

20 Minutos. Uno de cada cuatro españoles se olvida cepillarse los dientes durante las vacaciones de verano
ABC. Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones
Hola. En vacaciones, ¡no descuides tu boca!
Bocas Vitis. Verano y salud bucal: el control de la placa bacteriana
 

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.