Inicio > Prevención > El biofilm bucal

El biofilm bucal

02/09/2015

En nuestra boca se estima que se pueden encontrar más de 700 especies de bacterias. Su presencia es normal en un ambiente como el de la cavidad bucal, pero si estos microorganismos consiguen un ambiente idóneo para sobrecrecer se organizan, creciendo en forma de una comunidad denominada biofilm. Con gran capacidad de colonización, este biofilm bucal puede causar caries, gingivitis y periodontitis.

La falta de una adecuada higiene bucal es la causa de la aparición de biofilm, el cual está compuesto por bacterias y embebidas en una matriz de exopolisacáridos, protéinas, sales minerales y elementos celulares.

Dependiendo de si el biofilm aparece de forma supra o subgingival tendrá una serie de características u otras. La primera, ubicada en la superficie de los dientes, se nutre básicamente por fermentación láctica producto de la metabolización bacteriana de carbohidratos. Por su parte, la subgingival, localizada por lo general en el surco gingival entre diente y encía y por debajo de la encía en las bolsas periodontales, tiene una actividad metabólica proteolítica, de hidrólisis de proteínas y aminoácidos, produciendo halitosis y enfermedad periodontal.

El control del biofilm bucal es básico para evitar muchos problemas relacionados no sólo con la salud bucodental sino también con la salud general de nuestro cuerpo.


Entre las afecciones bucales directamente derivadas del biofilm estaría la gingivitis, la inflamación de la encía producida por las bacterias y la más frecuente entre la población (entre el 50-60% de los adultos y el 80% de los niños y adolescentes). La periodontitis es consecuencia del progreso de la gingivitis por lo que también está causada por el biofilm, e implica inflamación y destrucción de los tejidos de soporte del diente como el ligamento periodontal e incluso el hueso alveolar.

La halitosis oral debe igualmente su presencia a las bacterias presentes en la boca y a los compuestos sulfurados volátiles que generan. Por último, el biofilm es el gran enemigo de los tratamientos de implantología bucal, produciendo reacciones inflamatorias de los tejidos blandos (mucositis), las cuales pueden avanzar hasta la destrucción progresiva del tejido óseo (periimplantitis).

Estos problemas bucales originados por el biofilm bucal pueden derivar en afecciones más graves en otras partes del cuerpo. Numerosos estudios apoyan tesis como la de conferir un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Y también se ha demostrado que las infecciones, incluidas las bucales, en mujeres embarazadas pueden ser un factor importante en el desencadenamiento de partos prematuros. Las bacterias procedentes del biofilm bucal pueden entrar en la circulación sistémica y llegar a la cavidad uterina, en donde la respuesta contra estos patógenos puede provocar un parto prematuro.

Como en cualquier afección bucal, la forma más efectiva de luchar con el biofilm es la prevención y la adecuada higiene bucal. Mediante el uso de métodos físicos, como el cepillado, combinado con coadyuvantes químicos (pastas dentífricas, colutorios, etc.) se puede mantener a raya la presencia del biofilm. Y, por supuesto, la visita regular a nuestro odontólogo, que revisara el estado de nuestros dientes y encías y aplicará aquellos tratamientos preventivos o curativos.





Fuentes

II Simposio SEPA-DENTAID. Dra. Vanessa Blanc, “Los biofilms bucales”

Revista DENTAID Expertise“El control del biofilm y la salud bucodental”

El País“Una boca in vitro para estudiar la placa bacteriana”
 

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.