Inicio > Cuidado > Tratamiento de la xerostomía

Tratamiento de la xerostomía

20/08/2010

La xerostomía (también conocida como ‘boca seca’) es la sensación subjetiva de sequedad bucal, aunque también se puede referir a la sequedad bucal en pacientes con una secreción salival normal, especialmente en algunos cuadros depresivos y trastornos de ansiedad y estrés. Pese a que los síntomas son muy molestos, e incluso pueden llegar a perjudicar la calidad de vida de la persona que la padece, se puede encontrar una fácil solución una vez se detecte la causa que la ha provocado.

Existen tratamientos diferentes en función de la causa que provoque la xerostomía.

  • Mejorar la hidratación y eliminar irritantes, absteniéndose de tomar bebidas alcohólicas y de fumar, cambiando la dieta a comidas suaves, tomando suplementos proteicos y vitamínicos, evitando comidas que puedan irritar zonas sensibles (ácidos, comidas picantes o calientes, etc.).

  • Mantener una óptima higiene bucal y periodontal.

  • Realizar revisiones periódicas con personal cualificado.

  • Se puede llevar a cabo un tratamiento con sustitutos salivales como agua, leche o, más comúnmente, salivas artificiales. Los productos como saliva artificial se recomiendan cuando la secreción salival no se puede estimular, especialmente cuando no existe función glandular.

  • Se pueden realizar tratamientos con estimulantes, hidratantes y humectantes salivales. El primero estimula el flujo y los otros palian los síntomas y ofrecen mejorar la calidad de vida del paciente que padece este problema, ya sea en forma de sustancias farmacológicas o agentes tópicos (enjuagues orales, dentífricos, geles, spray y comprimidos).

 

Recomendaciones

  • Llevar a cabo una rigurosa higiene bucal diaria con productos específicos (evitar especialmente colutorios con alcohol).

  • Mantener una adecuada ingesta de agua, beber frecuentemente pequeños sorbos a lo largo del día.

  • Proteger los labios con algún humectante o protector labial para que no se resequen, aplicarlo regularmente ayuda a hidratar los tejidos.

  • Evitar alimentos secos, pegajosos, picantes, ácidos, salados o a temperaturas extremas.

  • Evitar productos irritantes como café, tabaco, bebidas alcohólicas y refrescos con cafeína.

  • Consumir dietas no cariogénicas y evitar productos con azúcares refinados para prevenir la caries dental.
     
  • Consumir preferentemente alimentos blandos tales como helados, flanes, yogures y zumos de fruta natural.

  • Consumir quesos curados que aumenten la salivación y favorezcan la remineralización dental por su contenido en calcio y fosfato.

  • Ingerir vegetales y frutas que contienen lecitinas que reducen la colonización de bacterias.

  • Usar humidificadores de ambientes en la habitación, principalmente de noche, ayuda al alivio de la sequedad de la garganta y la lengua.

 

Evitar la xerostomía en la mayoría de los casos pasa por tener una cuidada higiene bucal y recibir un correcto asesoramiento.

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.