Inicio > Consejos > Tipos de cepillos

Tipos de cepillos

17/09/2010

El cepillo de dientes es un instrumento imprescindible que no debe faltar en ningún hogar. Para que pueda proporcionar la mejor higiene bucal diaria, es importante que este tenga unas determinadas características.

 

Características óptimas

  • Cabezal, ya sea pequeño o normal, que facilite el cepillado y alcance de zonas más alejadas.

  • Mango anatómico y flexible, adaptable perfectamente a la mano y a la forma de la boca.

  • Filamentos con extremos redondeados y texturizados para no dañar el esmalte dental ni las encías.

  • Perfil de los filamentos adecuado a cada necesidad, para un perfecto acceso a los espacios interdentales.

  • Zona de ataque Monotip en el cabezal, a partir de filamentos específicos situados en posición circular, que sirve para desorganizar el biofilm dental más resistente en aquellos lugares de difícil acceso.

  • Capuchón protector, para mantener los filamentos agrupados y en condiciones óptimas, mientras los aísla de contactos externos.


Un cepillo específico para cada necesidad

Por otro lado, existe una amplia gama de cepillos mucho más específicos, como los cepillos VITIS para zonas de difícil acceso o bocas pequeñas, para portadores de ortodoncia, para personas con hipersensibilidad dental, para individuos con problemas periodontales o espacios interdentales anchos, para usar posteriormente a una intervención quirúrgica bucal, cepillos eléctricos, cepillos diseñados para niños, cepillos con cabezales especiales para encías y lengua... 

Otro tipo de cepillos son los cepillos interproximales INTERPROX, los cuales permiten limpiar eficazmente eliminando la placa acumulada en los espacios entre los dientes, entre los diferentes elementos de los aparatos de ortodoncia y alrededor de implantes y prótesis fijas, además de entre diastemas y en el interior de las zonas furcales.

Y, por supuesto, no hay que olvidar los limpiadores linguales, como HALITA, los cuales permiten mantener una correcta higiene de la lengua.

 

Algunas recomendaciones

  • Lavar y secar el cepillo después de usarlo, colocando el capuchón protector para que dure más tiempo.

  • Un cepillo en mal estado, además de no limpiar adecuadamente, puede producir lesiones bucales. Por ello, se tiene que reemplazar cada 3 meses o cuando las características de rigidez y firmeza de los filamentos se hayan perdido.

  • Se recomienda un cepillado de los dientes después de cada comida y no olvidar que la limpieza nocturna es la más importante del día. Siempre se debería utilizar cepillo, pasta dentífrica, seda o cinta dental, limpiador lingual y enjuague oral para controlar y prevenir enfermedades bucales.

  • Visita a tu dentista como mínimo una vez al año: es importante mantener un buen control de tu estado de salud bucal.


SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.