Inicio > Cuidado > Salud bucal en discapacitados

Salud bucal en discapacitados

15/04/2019

Tal y como se recoge en el primer artículo de la «Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad», una persona con discapacidad es aquella que tiene deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

Según datos de la encuesta «Discapacidad, autonomía personal y situaciones de dependencia», publicada por el Instituto Nacional de Estadística en el año 2008, en España hay 3,84 millones de personas con discapacidad, lo que supone un 8,5% de la población.

La persona con discapacidad es un paciente odontológico vulnerable, porque, por la deficiencia que presenta, puede tener mayores dificultades para mantener un buen estado de salud bucodental.

La caries y la enfermedad periodontal, ambas consecuencia de una remoción inadecuada de la placa bacteriana, son las enfermedades más prevalentes en estos pacientes. La imposibilidad o dificultad para llevar a cabo los movimientos específicos que requiere una buena técnica de cepillado, así como la falta de motricidad fina que acompaña a según qué tipos de discapacidades, son responsables de este mal control de la placa.

Pero, además de la dificultad para realizar una correcta higiene bucodental, deben sumarse otros aspectos, como las peculiaridades anatómicas y fisiológicas de algunas de estas personas (erupción dental alterada, maloclusión, etc.) y los efectos secundarios de la medicación (xerostomía, glositis, hiperplasia gingival, etc.) que algunos de ellos deben tomar.

Conocer las necesidades y las condiciones individuales de estas personas, así como las distintas opciones que ofrece el mercado en cuanto a cepillos de dientes (manuales, eléctricos, con más o menos filamentos, de mayor o menor dureza, etc.) y productos para la limpieza interdental (hilos dentales, sedas dentales o cepillos interdentales, e irrigadores bucales), será clave para mantener y mejorar la salud bucodental de los pacientes con discapacidad.

Además, puesto que el paciente con discapacidad es probable que tenga que acudir con mayor asiduidad a la consulta del dentista, es muy importante que se sienta cómodo en la misma, y, para conseguirlo, será conveniente que el profesional que le atienda tome algunas precauciones: por ejemplo, no olvidar que el sentido del oído está muy desarrollado en el paciente invidente, por lo que determinados ruidos de la práctica clínica pueden incomodarle más que a un paciente sin esta discapacidad; mirar de frente al paciente con problemas auditivos, para que pueda servirse de los labios para entender mejor lo que se le está explicando; eliminar las barreras arquitectónicas en el paciente con discapacidad física, o dedicarle más tiempo al paciente con problemas psíquicos mentales o intelectuales, para ganarse su confianza y conseguir una mejor respuesta. 

Tener en cuenta todos estos aspectos, e implicar a la familia o a los cuidadores, en el mantenimiento de la salud bucodental de estos pacientes, reducirá el riesgo de añadir más complicaciones a la ya afectada salud de las personas con discapacidad.

 

Dra. Iolanda Miró i Vinaixa

Redactora médica

  

 

Bibliografía

Byrappagari D, Jung Y, Chen K. Oral health care for patients with developmental disabilities: A survey of Michigan general dentists. Spec Care Dentist 2018; 38(5):281-290.

Marulanda J, Betancur JD, Espinosa S, Gómez JL, Tapias A. Salud oral en discapacitados. CES Odontol 2011; 24(1):71-73.

Solanki N, Kumar A, Awasthi N, Kundu A, Mathur S, Bidhumadhav S. Assessment of oral status in pediatric patients with special health care needs receiving dental rehabilitation procedures under general anesthesia: A retrospective analysis. J Contemp Dent Pract 2016; 17(6):476-479.

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.