Inicio > Curiosidades > Ortodoncia, más que una sonrisa bonita (por el Dr. Juan Manuel Bujaldón)

Ortodoncia, más que una sonrisa bonita (por el Dr. Juan Manuel Bujaldón)

17/12/2010

La mayoría de los pacientes que acuden a una clínica de ortodoncia persiguen mejorar su sonrisa mediante una correcta alineación u ordenamiento de sus dientes. Lo que muchos de ellos no contemplan es que la ortodoncia es mucho más que un tratamiento de estética dental y facial.

  • Los beneficios de la ortodoncia podríamos agruparlos en 3 grandes grupos:
    Beneficios estéticos: evidentemente, con estos tratamientos conseguimos una mejoría dentaria y en algunos casos también facial.
    Esa mejoría, en múltiples ocasiones, va asociada a una mejoría psicológica del paciente debido al aumento de la autoestima del mismo y a la superación de complejos fuertemente arraigados relacionados con los dientes mal posicionados o sonrisas poco agraciadas.

  • Beneficios funcionales: un correcto tratamiento de ortodoncia mejora la oclusión, es decir, el encaje de los dientes superiores contra los inferiores, y esto producirá una mayor eficacia en la masticación, que a su vez redundará en unas digestiones más correctas. Muchos odontólogos también defienden que cuanto mejor es la oclusión menos riesgo hay de padecer trastornos en la articulación temporomandibular y en los músculos masticatorios.

  • Mejora de la salud bucodental: está consensuado a nivel científico que la higiene de los dientes es la base para conseguir y mantener una buena salud bucodental. Unos dientes mal alineados dificultan que el cepillo dental llegue a todos los sitios, ya que entre ellos aparecen recovecos donde se acumula la placa bacteriana. Es evidente que con unas arcadas correctamente alineadas facilitaremos dicha higiene o cepillado y, por lo tanto, mejorará nuestra salud oral.

En muchas ocasiones los padres acuden tarde al ortodoncista. Está muy extendida la creencia de que el tratamiento de ortodoncia no se realiza hasta que se ha completado totalmente el recambio dentario, o sea, hasta que han erupcionado todos los dientes permanentes. Sin embargo, esto no es correcto. Hay muchos tipos de maloclusiones que se beneficiarían de un tratamiento temprano, que llamamos ortodoncia interceptiva o primera fase. Son tratamientos cortos, no suelen durar más de un año, y se pueden utilizar aparatos removibles (de quitar y poner) o fijos, lo que dependerá del diagnóstico y plan de tratamiento elaborado por el ortodoncista. La mayoría se realizan sobre los 8 o 9 años de edad y su objetivo es normalizar o encauzar la erupción dentaria y el crecimiento maxilomandibular, acercándolos en todo lo posible a la normalidad.

El hecho de no realizar una ortodoncia interceptiva en el momento en el que estaba indicado puede suponer una serie de perjuicios sobre el paciente. Entre ellos podemos citar unos resultados más pobres, aun realizando una ortodoncia a posteriori, o que ese tratamiento de ortodoncia tenga que enfocarse de forma más expeditiva, por ejemplo teniendo que hacer extracciones de dientes definitivos que se podían haber evitado de haber realizado el tratamiento interceptivo. Una cosa que debe quedar muy clara es que las primeras fases no son tratamientos definitivos, en la mayoría de las ocasiones, y los pacientes necesitarán seguir un control tras las mismas hasta que completen la erupción de los dientes permanentes, cuando se valorará la necesidad de realizar una segunda fase de ortodoncia o tratamiento definitivo.

Por todo lo comentado, sería importante que los padres trajesen a la consulta a sus hijos a partir de los 6 años. De esta forma, los que necesiten tratamiento seguirán un control más exhaustivo hasta el momento en que deba de realizarse la primera fase. Los pacientes que no necesiten ese tratamiento podrán revisarse con un intervalo de tiempo más amplio y probablemente algunos de ellos no necesiten ortodoncia tras el recambio dentario.

 

Adultos y ortodoncia

Otro tema interesante es el aumento de los tratamientos en adultos realizados en una clínica de ortodoncia. Desde hace unas décadas el porcentaje de pacientes ha dado un vuelco y los adultos, de ser una minoría en nuestras consultas, han pasado a constituir prácticamente el 50% de los pacientes. Esto se debe a varios motivos. El primero, que la ortodoncia ha alcanzado unos niveles terapéuticos muy altos y cosas que hace relativamente poco pensábamos que eran imposibles ahora no lo son. El segundo es que la mentalidad de la sociedad ha cambiado mucho y hoy en día es muy importante nuestra imagen frente a los demás, a cualquier edad. Nadie debe sentirse demasiado mayor para no cuidar su aspecto. La ortodoncia se puede realizar a cualquier edad.


Dr. Juan Manuel Bujaldón Daza
Ortodoncista exclusivo en Granada; es licenciado en Odontología por la Universidad de Granada y máster en Ortodoncia por la UCM. Doctor en Odontología por la Universidad de Granada, es autor de numerosas publicaciones en odontología.

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.